Albi - Marzo 2011 -

Albi es otro de esos lugares 'incontournables', como dicen los franceses. Se sitúa a orillas del río Tarn, de donde se tomaron las arcillas para elaborar los ladrillos rojos que caracterizan su arquitectura local.


Comenzamos la visita por la Catedral de Santa Cecilia, clasificada en 2010 como patrimonio mundial de la UNESCO y construída en ladrillo, como no podía ser de otra manera.

Sorprende la gran riqueza artística del interior, en pinturas y esculturas, en contraste con la austeridad del exterior, que asemeja una fortaleza militar.

El baldaquino, único elemento en piedra en todo el edificio



Pinturas murales y órgano sobre el altar


El coro, de estilo gótico flamígero





Continuamos la visita a Albi por el Palacio de la Berbie, antiguo palacio episcopal y actual museo de Toulouse-Lautrec, pintor y cartelista "albigense"





Un paseo por la ciudad, la iglesia de San Salvy y su claustro...








para acabar a orillas del Tarn y disfrutar de la vista de la catedral sobre el río, desde el Puente Viejo



data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg