París - Abril 2011 -

Week-end à Paris...

Estando alojados en un hotelito de Montmartre se hace necesario comenzar la visita por el barrio. El Moulin Rouge. De momento nada más que el exterior...


Nos dirigimos hacia la Sainte-Chapelle. Al salir del metro, en la estación de Cité, uno se encuentra con el Mercado de las Flores, por el que merece la pena darse un paseíllo



La Sainte-Chapelle, templo gótico en el centro de París que fue construido para albergar las supuestas reliquias del martirio de Jesucristo que habían sido adquiridas en Constantinopla por el rey Luis IX a Balduino II y cuya adquisición, curiosamente, fue más cara que la construcción del propio templo



A continuación Notre Dame. Ha sido una suerte visitarla en esta época del año porque los árboles de los alrededores estaban en flor y el aspecto del entorno de la Catedral era espectacular



Bicis de alquiler para poder visitar la ciudad de manera un poco más "ligera"


Rápido paso por la plaza de La Bastilla...


...para hacer un alto en la Plaza de los Vosgos, la plaza más antigua de París donde vivió, entre otros personajes importantes del París de la época, Víctor hugo. El día invitaba a tirarse un rato sobre la hierba, la verdad...


El Panteón, que alberga los féretros de bastantes personalidades de la historia de Francia y donde Foucault instaló su famoso péndulo con el que consiguió demostrar la rotación de la Tierra y la existencia de la fuerza de Coriolis



La iglesia de Saint-Sulpice, que a más de uno le sonará por la novela "El código Da Vinci"


La iglesia de Saint-Germain-des-Prés


El Palacio de los Inválidos, donde se encuentran los restos de Napoleón


Y, por supuesto, la Torre Eiffel




El imponente puente de Alejandro III


Decidimos acabar el día con una visita de última hora a Notre Dame


el Museo del Louvre


y, de vuelta a Montmartre, la basílica del Sacré Coeur, que estaba bastante animada con un montón de gente haciendo botellón.


Ya por la mañana volvimos a salir por Montmartre. Una de las cosas que nos llamó la atención fue la Plaza de Tertre. En la plaza, uno de los lugares más emblemáticos de Montmartre, recuerdo de la París bohemia, hasta hace poco no había más que pintores y retratistas que exponían sus obras al aire libre, por lo que era famosa, pero nos llevamos una gran decepción al descubrir que en los últimos tiempos la han convertido en una gran terraza de los restaurantes que hay alrededor. Ya no hay sitio para los pintores :(

El Molino de la Galette


De vuelta por el Sacré Coeur y desayunando helado!!! No está mal...




Y para acabar esta visita a París, decidimos dar un paseo por el conocido cementerio de Père-Lachaise, donde se encuentran enterrados un montón de personajes ilustres como Oscar Wilde, Edith Piaf, Georges Bizet, Jim Morrison o Chopin




Siempre es un placer volver a recorrer las calles de París. Ya estamos deseando que se presente una nueva ocasión de volver...

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg