Alpes I - Primavera/Verano 2014 -


Esperábamos haber tenido una primera temporada alpina bastante intensa, sin embargo, una primavera y un verano especialmente lluviosos nos han tenido encerrados en casa. De momento nos hemos tenido que conformar con un par de salidas de ida y vuelta en el día y un par de escapadillas de bicicleta, para quitarnos el mono de montaña. Esperamos que el otoño sea un poco más benevolente y nos permita recuperar el tiempo "perdido".

Paseo por el Grand Som, en el macizo de la Chartreuse...













... y el circo de Saint-Même, cuyo principal atractivo es esta magnífica cascada






*****



Tras haber "hollado", entre otros, el Tourmalet y el Mont Ventoux, teniéndolo tan cerca de casa, no nos quedaba más remedio que intentar el ascenso al popular Alpe d'Huez.









Los carteles instalados en cada una de las 21 curvas de herradura, donde se anuncia en orden cronológico el nombre de uno de los ganadores en la cima del Alpe d'Huez, hacen que uno se sienta en todo momento como si estuviera disputando una etapa del Tour de Francia.



Coronamos el Alpe d'Huez y, como parece que nos hemos quedado con ganas de más, seguimos ascendiendo por la ladera hasta que la nieve, que aún es abundante en las cimas, nos impide continuar.



¡Campeones de etapa!




*****



Seguimos tachando puertos de la lista de ascensiones "míticas" del Tour de Francia. Hoy nos hemos decidido por el Col du Galibier, que hasta la fecha ha sido el más duro por lo largo del ascenso.

Saliendo desde Saint-Michel-de-Maurienne, pasamos por el Col du Télégraphe...



...y seguimos ascendiendo con unas vistas increíbles.



¡Ale, que ya casi estamos! Último kilómetro...



...y foto de rigor en la cima, a más de 2500 m. de altitud. Este es uno de los puertos más altos.



Sólo por disfrutar de estos paisajes ya ha merecido la pena el esfuerzo.





No hemos podido resistir la tentación y a mitad de descenso hemos tenido que hacer una parada técnica: Beaufort des alpages. ¡Está de muerte!




*****



Escapada bicicletera para hacer el "tour" del lago de Annecy pasando por el col de la Forclaz de Montmin. ¡Mirad que día hemos pillado! Hmmm...

El lago está en gran parte bordeado por un carril bici con lo que el lugar es perfecto para una jornada de bicicleta en plan relax





El col ya es otra historia ;) Pensábamos que este puerto iba a ser fácil (nada más que 8 km. de distancia y unos 700 metros de desnivel) pero los tramos de máxima pendiente, de 13%, se hacen durillos





Esfuerzo que bien vale la pena para poder disfrutar de vistas como estas sobre el lago



De vuelta a la orilla del lago, un merecido descanso para acabar el día disfrutando de la tranquilidad del lugar... si nos alejamos un poco de las zonas más turísticas ;)








*****



Les Contamines, en el macizo del Mont Blanc. Se nota que es una zona con mucho turismo, tanto en verano como en invierno: Las casas cuidadas hasta el último detalle, todo verde y florido.

Con esta casita y estas vistas nada más levantarse... ¡así da gusto amanecer! Esto podría hasta con el peor de los lunes ;)



Paseo hasta el chalet de Truc y de Miages, que forma parte del popular Tour del Mont-Blanc.





Una pena las nubes que se quedaron encaramadas en lo alto y que casi no nos dejaron ver la cima del Mont-Blanc en todo el fin de semana. Bueno, ¡en otra ocasión será!





Un paseo muy agradable lleva hasta Notre-Dame-des-Gorges, al final de valle, conocido lugar de peregrinaje en la comarca



Uno de los glaciares del Mont Blanc




El gran descubrimiento de esta escapada: el Lago verde





El otoño llamando a la puerta...







...y el animal del día: ¡el pájaro carpintero! al que pillamos en pleno "concierto" ;)



Lástima que no se oigan los truenos (impresionantes) que nos acompañaron durante las últimas fotos y que nos obligaron a abandonar este pequeño rincón del paraíso





data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg