Venecia - Marzo 2015 -




Aunque esta escapada ha sido más bien un viaje relámpago, hemos podido (re)descubrir esta ciudad. A pesar de haber oído hablar tanto de ella, estamos de acuerdo con que es una de las ciudades más sorprendentes y bonitas del mundo (por algo es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO).

En estas poco mas de 24h hemos recorrido a fondo los "sestieri" (barrios) de Cannaregio, San Marco, San Polo, Castello y Dorsoduro para disfrutar del encanto de sus canales, callejuelas, sus centenares de puentes y palacios, y del concurrido Gran Canal.



El puente de Rialto es uno de los símbolos de esta ciudad. Es el más antiguo de los cuatro que cruzan el Gran Canal y une el sestier de San Polo con el sestier de San Marco















La Plaza de San Marcos, el punto más turístico de Venecia, ya que en ella se encuentran algunos de los edificios más importantes como la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal. Es la única "plaza" de la ciudad, ya que las otras se denominan "campos". Es la parte más baja de la ciudad y lo primero en inundarse cuando llueve y sube la marea (acqua alta).



La Basílica de San Marcos es uno de los iconos de la ciudad. Está considerada una obra maestra bizantina, quizás por eso nos ha recordado a Santa Sofía, en Estambul. Son características sus cinco cúpulas y los nichos de la fachada con mosaicos de oro del s.XII.





El Campanile, tan característico en la silueta de Venecia con sus 99 metros de altura, fue en sus orígenes un faro para navegantes. Y mirad a quién nos hemos vuelto a encontrar... Hay que ver, ¡no paran!







El puente de los Suspiros une el palacio Ducal y las prisiones. Debe su nombre a los 'suspiros' de los presos al cruzarlo, ya que sería la última vez que verían la luz del día en mucho tiempo.



La iglesia de San Giorgio Maggiore, una de las típicas postales venecianas, ubicada en la isla de su mismo nombre.









El gran Canal, con sus 4 Km, es la avenida principal, concurrido a cualquier hora del día por góndolas, vaporettos...





La Torre del Reloj de la plaza de San Marcos. Con su reloj astronómico (hora, signos del zodiaco y fases de la luna y el sol) y 'los Moros' que desde lo alto hacen repicar la campana cada hora.















La iglesia de Santa María de la Salute se asoma al gran Canal en la punta de la Aduana, se construyó para agradecer a la virgen la fin de la peste.





El domingo pudimos ver una competición femenina de traineras.









El Puente de la Academia es otro de los cuatro puentes que cruza el Gran Canal y el único de madera. Desde él tenemos una de nuestras imágenes favoritas de Venecia.















Parece que es hora de irnos para todos. Hasta la próxima, Venecia!! ;)




data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg