Ramats, Italia - Enero 2012 -

♪♫ En un pueblo italiano, al pie de las montañas... ♪♪♫♪

Bueno pues, aprovechando que teníamos pendiente una visita, para empezar el año hemos decidido irnos a pasar unos días al noroeste de Italia, a la región de Piamonte y más concretamente al pequeño pueblo de Ramats, donde nos han brindado una calurosa acogida.

Con los Alpes de fondo, y cumbres nevadas mires hacia donde mires, hemos podido disfrutar de un increíble entorno natural... ¡¡hasta puedes encontrar ciervos por las calles de los pueblos al caer la tarde!!


Desde el balcón de la casita de nuestros anfitriones. ¡Qué a gustico se está al lado de la chimenea!


"L'uva e il sole", la Marga y el Giuli, en el Circolo Ricreativo Ramats, punto de encuentro de las gentes del lugar y donde además de una gran cocina tradicional se ofrece una buena conversación. Si pasáis por la zona no dejéis de visitarlo... y pedir una ración ¡de boquerones!


Hemos aprovechado para hacer un poco de turismo con unos guías de lujo.

Monforte de Alba, en la región vinícola de Barolo, con una preciosa iglesia, calles empedradas...

sus característicos tejados y chimeneas...

y unas vistas impresionantes.

Habría que volver en verano para poder disfrutar tranquilamente de las verdes colinas llenas de viñedos.


También hemos tenido ocasión de acercarnos a conocer Turín, capital de la región.


La cazadora cazada.


El nombre de Turín, Torino en italiano, deriva de su nombre romano y la raíz indígena Tauro (monte), cuyo uso se extendió entre los antiguos romanos para designar al pueblo que la habitaba. El vocablo se confundió posteriormente con el latino Tauro (toro), que hoy en día sigue siendo símbolo de Turín así que, como podréis imaginar, el toro se puede encontrar en cada rincón de la ciudad.


La Mole, símbolo arquitectónico de la ciudad. Es impresionante, mide más de 150 metros. ¿Vendrá de ahí lo de ser una mole?


Aún llegamos a tiempo para ver la colorida y original iluminación navideña.

Caminando por esta calle, se podía leer un relato completo :)


Por supuesto, hemos disfrutado de las largas pistas de esquí de los Alpes italianos...


Con alguna que otra pausa para tomarse un buen chocolate caliente.


Todo lo bueno se acaba pronto así que, una vez más, las vacaciones tocan a su fin.

Ya camino de casa, hacemos una parada relámpago en Aviñón por, donde ya habíamos pasado hace un montón de años. Creo que habría que volver con más calma porque la ciudad tiene bastantes cosas para disfrutar tranquilamente.





En fin, hasta la próxima...

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg