Lyon - Invierno 2013/14 -




Con el corazón encogido, dejamos atrás Toulouse. De nuestra querida Ciudad Rosa nos llevamos un montón de recuerdos que, sin duda, permanecerán siempre en nuestros corazones, putain con!

Es el momento de repetir aquello de "...un mes... un año... ¡¡quién sabe!!" Nos hemos vuelto a liar la manta a la cabeza y hemos tomado la decisión de cambiar de región para seguir descubriendo Francia.

¡Rumbo a Lyon!
De momento toca mudanza, por supuesto. ¡¡Buff!!



Lugdunum, ciudad de la luz, capital de las Galias, anclada en la confluencia de los ríos Saona y Ródano... a priori, los atractivos de la ciudad son muchos.

El primer paseo por las orillas del Saona nos deja un buen sabor de boca, con sus innumerables puentes...







...y el viejo Lyon, más allá de la Presqu'île, con su característica arquitectura y traboules







Una ciudad volcada en las orillas de sus ríos.



Desde cualquier punto uno se siente observado por la omnipresente Fourvière





...así que no queda más remedio que coger el funicular que lleva hasta lo alto de la colina



para disfrutar de la basílica de Notre Dame de Fourvière



y de las impresionantes vistas de Lyon desde las alturas.



Otro de los grandes atractivos de esta ciudad es su exótico zoo, en el popular parque de la Tête d'Or.



¡Hay que ver, con el poco tiempo que llevamos en la ciudad y ya hemos tenido ocasión de hacer de anfitriones!





A tiempo hemos llegado, también, para disfrutar de la Fête des Lumières (Festival de las Luces). El origen de esta fiesta se remonta a varios siglos atrás. Las familias lionesas tomaron por tradición el colocar velas encendidas en el borde de sus ventanas el 8 de diciembre. Desde entonces, poco a poco, esta tradición ha ido cobrando importancia y el festival se ha ido ampliando. Actualmente sumerge la ciudad en una sorprendente e innovadora escenografía de luces





Estelas de trolebuses en el cielo... ¡¡qué no daríamos por ver un Beluga sobre el cielo lionés!! :'(



Otro de los puntos más conocidos es el muro de los personajes célebres de Lyon



entre los que se encuentran los hermanos Lumière, precursores del cine, o Antoine de Saint-Exupéry, nacido de la imaginación de El Principito... ¿o era al revés? :)



En la estatua de ambos, en cualquier caso, falta... un cordero, ¿no?



El edificio de la Cámara de Comercio, en la plaza de Cordeliers



¡Que nos pilla la primavera...!



Parece que Lyon es una buena ciudad para vivir. De todas formas, después de todo lo que os hemos contado, tenemos que decir que Lyon es mucho más bonita de noche. No hay duda. Mirad...













¡Vamos, vamos...! ¡¡Nos esperan un millón de rincones y callejuelas por descubrir!!



¿Te vienes?



...el bouchon corre por nuestra cuenta :)


*****


De paseo por el río... o, más bien, por los ríos :)

Bajamos por el Ródano hasta la confluencia con el Saona, descubriendo alguno de los numerosos puentes.

Uno de los peniches que permanecen permanentemente anclados a las orillas del Ródano y que han sido reconvertidos en viviendas, restaurantes o salas de fiestas



La pasarela del Colegio. Como reza la inscripción grabada en la piedra "fue destruida por los alemanes en 1944 y reconstruida en 1945"



El puente Lafayette y la Fourvière





El puente de la Universidad. El más bonito de los grandes puentes sobre el Ródano



Llegando a la confluencia del Ródano y el Saona encontramos el puente Raymond Barre, de reciente construcción (finalizado en 2014), pasarela de uso exclusivo para el tranvía, bicicletas y peatones



Vista desde la confluencia, desde el brazo de tierra que separa los dos ríos, con el museo des Confluences en el medio



Remontando el Saona encontramos este viaducto ferroviario que hoy nos brinda esta curiosa imagen con el tren pasando al mismo tiempo que un crucero desciende por el río





Para acabar, nos paseamos por el barrio de Confluence donde podemos disfrutar de algunos de los atractivos arquitectónicos de la parte más moderna de la ciudad










data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg