Estocolmo - Mayo 2013 -


Tras una primavera que nos ha tenido confinados en casa (con tanta lluvia) hemos cogido ritmo y nos hemos hecho otra escapadilla de fin de semana largo. Esta vez viaje relámpago a Estocolmo, capital de Suecia. Es cierto que tenemos pendiente un viaje un poco más extenso por las capitales bálticas pero no hemos querido dejar pasar la oportunidad de conocer esta capital a la que teníamos tantas ganas.

Comenzamos la visita por el exterior del ayuntamiento a orillas del lago Mälaren. Por cierto, merece la pena hacer la visita guiada por el interior del ayuntamiento donde te explican todos los detalles sobre la historia y vida política de la ciudad y, por otro lado, te hace sentir como uno de los galardonados con el premio Nobel, que se entrega aquí cada año :)





Seguimos con la visita en el Palacio Real y las históricas callejuelas del Gamla Stan, la ciudad vieja





El Dramaten, teatro y escuela de teatro dramático



Una pianista improvisando en plena calle ;)



De vuelta en Gamla Stan, para ver el atardecer a orillas del lago con el ayuntamiento de fondo...




Una de las cosas que más nos atraía de Estocolmo es su archipiélago, formado por miles de islas. Hoy hemos decidido darnos un paseo en barco para conocer Grinda, una de las islas más populares. ¡Vaya si ha merecido la pena! Tanto el paseo en barco, entre los canales que forman el archipiélago, como la jornada de marcha por la isla han sido de lo más reconfortante. Dan ganas de quedarse por estos lares, una temporadita, a recargar pilas :)











Uno de los lugares que uno no debe dejar de visitar en Estocolmo es el Museo Vasa, que acoge el famoso buque de guerra con dicho nombre. Famoso por su tamaño y por su majestuosidad pero, sobre todo, porque a los pocos metros de dejar el muelle en su viaje inaugural, el Vasa volcó y se hundió en las inmediaciones del puerto. Varios siglos después fue rescatado del fondo del mar y reconstruido para ser expuesto al público. En cualquier caso, merece la pena visitar el museo para conocer la historia de este imponente barco.



Un paseo por las inmediaciones del puerto donde encontramos este velero reconvertido en restaurante



...y la omnipresente corona, símbolo de la Monarquía Sueca



Nuestras compañeras de viaje, que nos facilitaron bastante la vida al recorrer la ciudad




Y un último vistazo a la ciudad desde lo alto



Por cierto, mirad a quienes nos hemos encontrado en Estocolmo... ¡¡Las auténticas Golominas que también estaban de viaje!!



Edimburgo - Mayo 2013 -


Una escapadilla rápida a Edimburgo para ver la ciudad y algo más de los alrededores. Siempre hemos querido venir a Escocia con tiempo suficiente para recorrer tranquilamente las Highlands, disfrutar con calma de las cervezas y whiskys del país, visitar los acantilados e intentar ver los puffins que se nos escaparon en Islandia, pero como no disponemos de demasiado tiempo por esta vez vamos a tener que conformarnos con una visita rápida.

Paseando por la Royal Mile, la avenida principal del casco antiguo de Edimburgo.









La plaza de Grassmarket y el "The Last Drop". En este histórico pub es donde los condenados a la horca, por los delitos más inverosímiles o, simplemente por ser protestantes, se tomaban su último trago antes de subir al patíbulo. Parece ser que en esta plaza se ajusticiaron a más de 3000 personas entre los gritos de la muchedumbre que se agolpaba para disfrutar del espectáculo.




El castillo y la arquitectura típica de las casas de Edimburgo



Algunas de las imágenes más típicas del Reino Unido como las cabinas telefónicas o los taxis







El popular Bobby de Greyfriars, que se hizo famoso por permanecer junto a la tumba de su dueño durante 14 años.



Un señor con faldas tocando la gaita...



...de hecho, de estos señores con faldas vimos más de uno, como este que iba ¿a su boda?



Una de las cosas que más nos gustó fueron los cementerios, con sus fantasmas y la simbología en torno a la muerte. Se encuentran en el casco urbano de la ciudad, están abiertos permanentemente y la gente los utiliza como lugares de encuentro, para sentarse a leer un rato, pasearse o hacer picnics, entre otras cosas







Nos acercamos a visitar el castillo de Stirling, donde nos encontramos el monumento y esta estatua en honor a William Wallace, el famoso héroe escocés que dirigió el país contra las tropas inglesas en la guerra de independencia de Escocia. Parece que en la realidad era un poco menos agraciado que en la película



Para tan magna ocasión elegimos nuestros trajes de gala, por supuesto


No tuvimos tiempo de ir a buscar a Nessie pero no podíamos dejar de visitar uno de los innumerables lagos de Escocia. Loch Lomond





Las típicas vacas escocesas con flequillo



La Falkirk Wheel, un ingenioso ascensor de barcos que conecta dos canales salvando un desnivel de más de 30 metros





Y para acabar, de vuelta en Edimburgo, unas impresionantes vistas de la ciudad desde el Arthur's Seat y el observatorio de Calton Hill.





¡¡¿¿Pero dónde vais con esas pintas??!!



Hasta la próxima...

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg